Primeras palabras de los niños tailandeses tras su rescate: “Estamos fuertes, gracias por ayudarnos”