Queremos contarles a todos los fieles de nuestra Diócesis de Catamarca, y a todos los devotos y peregrinos de la Morenita del Valle que llegan desde distintos lugares del país, que por estos días han avanzado los diálogos entre el Santuario Catedral (quienes tienen a cargo el cuidado y mantenimiento de la Gruta de Choya), la Administración del Obispado de Catamarca y el Gobierno de Catamarca, tanto municipal como provincial, para la próxima remodelación y embellecimiento del lugar donde hace 400 años fue encontrada la Imagen de la Pura y Limpia Concepción entre los pueblos originarios de esta tierra, y que luego fuera llamada con tanto cariño: la Madrecita del Valle, la Mama Achachita.

Es una obra que tendrá como finalidad optimizar el ambiente de recogimiento y el clima de oración, para fortalecer la espiritualidad de todos los creyentes, y además el mejoramiento de su infraestructura para una mayor atención pastoral de todos los peregrinos y devotos que llegan a rendirle homenaje desde lugares muy lejanos, como, por ejemplo, nos cuenta su historia que vino un Caballero Peruano y le entregó la Cadena de Oro, que hoy la seguimos acercando a muchos enfermos pidiendo el milagro de la sanación. En muchos lugares de nuestra Argentina y del mundo existen estos centros marianos donde se busca que sean espacios de oración y silencio, y a la vez, que tengan una mayor funcionalidad y orden para todos los peregrinos que llegan a visitar a la Virgen. Informamos que próximamente se comenzará con el trasladado de elementos y amoblamientos de la Gruta, para ir preparando todo el lugar para que se realicen los trabajos necesarios y concretar así el sueño tan deseado de hacer más hermoso el lugar dedicado a María. ¡Madre Preciosa, recibe todo el cariño de este Pueblo Argentino, que siempre experimentó tu presencia amorosa!