Durante la jornada de ayer, conforme una denuncia penal radicada en la dependencia policial, en la que una mujer de 37 años de edad, encargada de unas Cabañas, manifestó que una persona del sexo masculino se habría hecho pasar por empleado policial para alquilar una de las habitaciones, como así también solicitó la llave de otra pieza, de la cual sustrajo un televisor LG, de 32 pulgadas, de color negro, con control remoto y cable de alimentación, un (01) horno eléctrico con anafe, y un (01) sommier de 1 plaza, con su respectivo colchón marca Cannon, para posterior retirarse del lugar, personal de la Comisaría Departamental Tinogasta procedió al secuestro de los elementos sustraídos, que fueron entregados de manera voluntaria por un hombre, quien adujo que los habría adquirido de buena fe.

Por el hecho, los efectivos procedieron al arresto de dos jóvenes de apellidos Varas (20) y Carrizo (28), quienes estarían relacionados al hecho investigado, en virtud de lo cual fueron trasladados y alojados en la Seccional a disposición de la Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial, desde donde se indicaron las medidas a seguir.