Ayer se retomó la décima octava sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Valle Viejo y se dio continuidad al tratamiento del segundo proyecto de ordenanza de creación de la Caja de Crédito Municipal. Este pasó a archivo al no contar con los votos de la mayoría calificada, pero queda en comisión el primer proyecto envido en mayo por el Ejecutivo Municipal.

La moción del concejal Sergio Figueroa de que siga en comisión el segundo proyecto para un mejor tratamiento, fue denegada sin fundamentos por el presidente del cuerpo Alberto Barrionuevo, y exigió prácticamente que se apruebe la primera lectura del proyecto, que fuera denunciado públicamente como un “copie y pegue” del Concejo Deliberante de la Capital. Los concejales del oficialismo Figueroa, y Belky Pennise Zavaley, votaron por la negativa y la iniciativa pasó a archivo al no contar con los cuatro votos que requería la mayoría calificada.

Sin embargo y a pesar de las trabas, las idas y vueltas de algunos que sólo piensan en ser oposición, la señora intendenta Susana Zenteno, siempre pensando en beneficiar al vecino y vecina chacarero y al obrero, docente municipal y empleado del Concejo Deliberante, decidió crear la Oficina de Crédito Municipal, otorgando una herramienta fundamental máxime en tiempos de crisis.

La Oficina de Crédito Municipal se pondrá en marcha en noviembre próximo, y otorgará créditos personales a la familia municipal, jubilados y beneficiarios de becas municipales de Valle Viejo, además de créditos hipotecarios, microcréditos, préstamos a comerciantes, productores, emprendedores, entre otros sectores que hoy se ven seriamente afectados por la crisis económica que vive el país, la provincia y el municipio.