Lynette Dawson

Lynette Dawson junto a uno de sus hijos. NSW Police

Lynette Dawson fue vista por última vez en enero de 1982. Desde entonces, la desaparición de esta mujer de Sidney se ha convertido en todo un misterio alrededor del cual no ha habido más que hipótesis y pocas certezas a lo largo de más de tres décadas de investigación.

Sin embargo, nuevas pistas han provocado que su caso vuelva a cobrar fuerza y acapare la atención de la prensa internacional. Investigadores forenses de la policía de Nueva Gales del Sur ha examinando recientemente “anomalías” en los terrenos de la antigua casa de la desaparecida, según informan desde The Guardian.

La investigación se ha centrado en cuatro áreas alrededor de la casa y en el patio trasero cerca de un tendedero y una piscina, que estaban allí antes de que, se supone, Lynette Dawson fuera asesinada. Ya habían sido exploradas, pero ahora se están combinando las nuevas tecnologías disponibles en la actualidad con una “excavación manual”, ha detallado a la BBC el comandante del escuadrón de homicidios, Scott Cook.

En 2015, los detectives de la unidad de homicidios sin resolver llevaron a cabo una importante investigación sobre las circunstancias que rodearon esta desaparición y ahora, detalla Cook, “reinvestigan la zona debido a la aparición de anomalías en los mismos terrenos ya inspeccionados”.

El día de la desaparición

Dawson habló con su madre la noche del 8 de enero de 1982, mientras estaba en casa con su esposo, Christopher Dawson. Ambas habían quedado para almorzar al día siguiente en Northbridge Baths, pero ella no se presentó. Fue dada por desaparecida el 18 de febrero de 1982.

Después de dos investigaciones policiales, en 2001 y 2003, nadie fue condenado por su presunto homicidio, principal hipótesis con la que se ha trabajado desde entonces.

Su esposo, exjugador profesional de la liga de rugby con los Newtown Jets, ha sido durante mucho tiempo un sospechoso, pero no se ha podido probar nada contra él, que ha negado sistemáticamente cualquier participación en la desaparición de su esposa y asegura que todo fue obra de un grupo religioso.

Lynette Dawson, madre de dos hijos, desapareció sin dejar rastro y en los últimos años se ha trabajado con la hipótesis de que fue asesinada por una “persona conocida”.

“Todo se trata de hacer justicia para Lyn”, ha dicho Scott Cook a la CNN, quien ha avanzado que la policía presentaría cargos contra Christopher Dawson independientemente del resultado de la búsqueda.

Fuente: 20Minutos