Viaje

Una madre organiza un maletero ante la mirada de sus hijos. GTRES

El Gobierno del land de Baviera, en Alemania, está multando a las familias que no lleven a los niños a clase por motivo de viajes o vacaciones. El diario El Mundo recoge que el importe de la sanción es de 1.000 euros.

Este motivo forma parte de lo que las autoridades bávaras consideran como motivos injustificados para no llevar a los menores al colegio. Ya se han puesto las primeras multas. A finales de mayo, más de 20 familias fueron multadas por la policía en aeropuertos, pillados in fraganti con los niños en días lectivos.

En este land del sur de Alemania, el más grande del país y el segundo más poblado, los niños no tienen todo el verano de vacaciones, sino que tienen dos semanas libres desde Pentecostés y otras tres antes del comienzo del curso, por lo que los padres, en ocasiones tienen que ajustar al máximo los períodos vacacionales.

Fuente: 20Minutos