El director vasco Javier Aguirre ha fallecido a los 84 años de edad tras una larga enfermedad. Muy activo durante los años 60 y 70, cuenta en su haber con notables éxitos comerciales pero es también conocido por haber creado el anti-cine, algo que le permitía indagar en el lenguaje cinematográfico más allá de lo que le permitían sus obras de corte narrativo. Todo ello lo abordó en profundidad en un libro publicado en 1972.

Aguirre comenzó su carrera como crítico de cine, publicando su primera reseña con apenas 15 años de edad. colaborando posteriormente en publicaciones como ‘Nuestro cine’ o ‘Film Ideal’. Su carrera tras las cámaras comenzó en 1961 con los cortometrajes ‘Tiempo de playa’ y ‘Pasaje para tres (lo viejo, lo nuevo y más)’, ganando la Concha de Oro del Festival de San Sebastián con este último.

Una carrera de lo más variada

Las 11 mejores películas españolas de 2019 (hasta ahora)

Durante años siguió realizando obras breves hasta que dio el salto al largometraje en 1965 con la comedia ‘Los oficios de Cándido’. Eso no le impidió seguir realizando cortometrajes, en su mayoría de corte documental, aunque de forma cada vez más esporádica.

Dentro de su filmografía encontramos títulos de lo más variado. Es cierto que prevalece la comedia con cintas como ‘El astronauta’, ‘Los que tocan el piano’, ‘Las locuras de Parchís’ o ‘Martes y 13, ni te cases ni te embarques’, pero también abordó otros géneros como el terror –‘El jorobado de la Morgue’ o ‘El asesino está entre los trece’– o el drama –‘Vida/Perra’ o ‘Carne apaleada’-.

Aguirre también escribió la mayoría de sus trabajos tras las cámaras y produjo un puñado de ellos. Además, este pasado mes de octubre recibió Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas españolas junto a su esposa Esperanza Roy por ser “dos miembros del sector cinematográfico con muchos años de oficio“. Una lástima que no tuviese más tiempo para disfrutar de ese reconocimiento.

Con Esperanza Roy

Con Esperanza Roy

Descanse en paz.

Temas