Muere en Roma el último superviviente de la barbarie nazi