“Mi novia no quiere que la vea desnuda”: cómo el trastorno dismórfico corporal afecta a las personas