Días atrás la Secretaría de Medio Ambiente dependiente del Ministerio de Agua, Energía y Medio Ambiente llevaron adelante una reunión con autoridades de la Facultad de Derecho para delinear acciones conjuntas que reafirma el carácter transversal del ambiente y la mirada estratégica de construir un nuevo contrato social de ciudadanía responsable.
La ley Yolanda estipula que todas las personas que trabajan en los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, deben recibir una capacitación obligatoria en ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y énfasis en cambio climático.
Porque reafirma el carácter transversal del ambiente, al reconocer su incidencia en todos los niveles de la función pública, subrayando la necesidad de que los tres poderes del Estado nacional diseñen, evalúen e implementen políticas públicas con perspectiva ambiental.  Es una apuesta por la construcción de un modelo de desarrollo sostenible de un nuevo contrato social de ciudadanía responsable.
La ley Yolanda supone una capacitación integral en ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible  y énfasis en cambio climático, algunos de los ejes que incluye son economía circular y gestión de los residuos sólidos urbanos, problemas ambientales, bienes naturales y biodiversidad, eficiencia energética, derecho ambiental e impacto ambiental en las políticas públicas.