El jefe del Ejecutivo socialista, Pedro Sánchez, condenó “sin paliativos” el asesinato del perdiodista Jamal Khashoggi, pero evitó responsabilizar de forma directa al reino saudita, exigiendo que “el peso de la ley caiga sobre los responsables”. Fuente: Telam (Flashes de noticias)