Los raperos protagonistas de la trifulca en un aeropuerto parisino, en libertad condicional a la espera de juicio