Una de las jugadas más polémicas que dejó la final de Champions entre el Real Madrid y el Liverpool fue la entrada de Sergio Ramos a Mohamed Salah, que provocó que el egipcio se retirase a la media hora de partido entre lágrimas y lesionado en un hombro.

La acción fue muy criticada tanto por la prensa inglesa —un periodista de The Guardian llamó a Ramos “enemigo del Islam”— como en las redes sociales, que se llenaron de memes comparando la jugada con una llave de judo.

Ramos directo a la WWE, serio candidato a ganar el Royal Rumble”, bromeaba otro usuario en Twitter.

Otros imaginaban una conversación con una imagen en la que Cristiano pasa junto Salah antes del partido y le mira de reojo: “Ni te imaginas que Ramos te va a romper el hombro”.

La imagen de Salah tumbado en el terreno de juego también dio pie a recrear escenas famosas de cine, como esta de El Rey León:

Y es que la lesión de Salah ha enfadado mucho a los seguidores del Liverpool y a los egipcios, el país de origen del jugador. Allí, la prensa local ha tachado de “carnicero” a Ramos.

Fuente: 20Minutos