La 100 Actualidad

15 agosto, 2019 7:04

Para el correcto cuidado de nuestros anteojos y ampliar su vida útil, hay que seguir unos simples pasos que nos asegurarán que estén siempre impecables.


Seguir los consejos que te damos a continuación es la mejor manera de mantener sus anteojos limpios y sin rayones por el mayor tiempo posible.

Limpiar tus anteojos a diario es la mejor manera de que se mantengan siempre en excelente estado y de evitar rayones en los lentes, así como otros daños.Seguí estos consejos para limpiar los lentes y armazones de tus gafas sin riesgo de rayarlos u ocasionarles daños de otro tipo.

1. Lavá y secá cuidadosamente tus manos. Antes de limpiar tus anteojos , aseguráte de que tus manos estén limpias, sin suciedad, grasa, perfume o cualquier otro elemento que pudiera transferirse a los lentes. Usá jabón neutro y un paño limpio sin pelusa para secar tus manos.

2. Aplicá una pequeña gota de detergente en cada lente. La mayoría de los detergente son muy concentrados, así que usá una pequeña cantidad, o aplicá una gota o dos sobre tu dedo. Utilizá únicamente marcas que no incluyan suavizantes para manos.

3. Frotá suavemente ambos lados de los lentes y todas las partes del armazón durante unos segundos. Aseguráte de limpiar en todos lados, inclusive las almohadillas para la nariz y los extremos de las varillas que se apoyan por detrás de las orejas. También, la unión del borde de los lentes con el armazón, ya que en ese lugar pueden acumularse polvo, suciedad y grasa de la piel. Enjuagá minuciosamente ambos lados de los lentes y el armazón.

4. Secá cuidadosamente los lentes y el armazón con un paño limpio sin pelusa. Utilizá un paño de cocina que no haya sido lavado con suavizante. Podés utilizar servilletas de papel. Asegurate de que el paño se encuentre perfectamente limpio. La suciedad o impurezas atrapadas en las fibras de un paño pueden rayar los lentes.

5. Inspeccioná nuevamente los anteojos. Si continúan habiendo manchas o borrones, quitálos con un paño limpio de microfibra. Estos paños sin pelusa se pueden encontrar en la mayoría de las ópticas.

Para una limpieza leve de tus anteojos cuando no tenés ninguno de estos elementos disponibles, podés utilizar las toallitas húmedas descartables para limpieza.

Consejos para sacar el olor a humedad de las toallas de baño