ElRubius

ElRubius en su último vídeo. YOUTUBE

En poco más de siete minutos, El Rubius, el youtuber de referencia en España con casi 30 millones de suscriptores, una gran parte de ellos adolescentes, ha visibilizado la ansiedad, un trastorno provocado, en su caso, por la sobreexposición en redes sociales.

Desde su aparición en la popular plataforma de vídeos hace siete años, Rubén Doblas Gundersen (1990), más conocido como El Rubius, ha ido acumulando seguidores hasta convertirse en el tercer youtuber a nivel mundial.

No obstante, la sobreexposición pública y la ansiedad le han llevado a irse “unos meses” de YouTube para “desconectar un poco” de la red social, tal y como ha reconocido en un vídeo publicado por él mismo.

“Cada vez siento más y más presión y me pongo más nervioso, me cuesta más respirar y me dan bajones. Y eran por esto, por la necesidad de intentar ser la mejor versión de mí el cien por cien de las veces que estoy en cámara”, ha afirmado.

Para Antonio Cano, catedrático de psicología y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), El Rubius afronta una “ansiedad de evaluación”, propia de hablar en público o en televisión, que se suma a un “carácter muy perfeccionista, de una persona que se exige mucho“.

“Todos somos humanos, todos nos equivocamos y nadie está al cien por cien continuamente. Pero hay personas que lo pretenden, y ese carácter obsesivo, perfeccionista y rígido lo que hace es aumentar aún más la ansiedad de evaluación, así como los riesgos de sufrir ataques de ansiedad“, ha manifestado el psicólogo.

Respecto a si el youtuber podrá o no recuperarse con este descanso, Cano ha considerado que “dependerá mucho de lo que él piense”.

“Si este parón le sirve para hacer una ruptura en su trabajo y descansar, entonces le vendría bien. Pero si lo que está haciendo es pensar que ha fracaso, por ejemplo, y echarse más culpas y exigirse más, pues le hará sentirse más frustrado, más ansioso y más deprimido”, ha afirmado.

La reacción de los fans

El anuncio de El Rubius ha tenido su rápida respuesta en las redes, tanto de personas que le han agradecido que un personaje público hable de un trastorno como la ansiedad como de otras que le han criticado y han dudado de que un joven como él, famoso y con dinero, pueda quejarse de algo.

“Si es verdad que se retira temporalmente por un cuadro de ansiedad es para darle dos besos y un abrazo por visibilizar este trauma. Sólo las personas que han pasado por ello saben lo jodido que es y los que se mofan es por ignorancia o maldad”, dice un tuitero en su apoyo.

Por el contrario, otro añade que “si El Rubius necesita tomarse un descanso, imaginad los que se levantan a las 7 de la mañana para ir a currar al campo”.

El de El Rubius no es un caso aislado. Muchos otros youtubers, como el primero del mundo, PewDiePie, también decidieron en el pasado abandonar la plataforma durante un tiempo por el estrés que les generaba, al igual que otros conocidos influencers.

En los últimos meses, dos famosas de las redes sociales se han suicidado, una de ellas la bloguera y modelo española Celia Fuentes, que con 270.000 mil seguidores en su cuenta de Instagram acabó con su vida el pasado noviembre, después de contar a una amiga por WhatsApp que “era todo fachada y se sentía sola”.

En el mismo mes, Hannah Stone, una popular bloguera estadounidense de 16 años, con más de 350 mil seguidores en la Plataforma YouNow, puso fin a su existencia tras desaparecer dejando un mensaje en el que se leía: “estoy en modo no me molesten”. 

Fuente: 20Minutos