La Policía sueca mata a un joven con síndrome de Down que llevaba una pistola de juguete