El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos hizo un fuerte alegato público contra la indiferencia de la comunidad internacional ante la matanza indiscriminada de niños en Siria y señaló que el número de muertes aumenta año tras año pese a los llamados a la paz.
Fuente: Telam (Flashes de noticias)