La Liga Norte salió fortalecida de las elecciones municipales italianas