La histórica cumbre Kim-Trump concluye con una declaración sin metas claras