Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul

Imagen obtenida de un vídeo de un circuito cerrado de televisión policial, en la que supuestamente se ve al periodista saudí Jamal Khashoggi (d) en el exterior del consulado saudí en Estambul (Turquía), el 2 de octubre del 2018. SABAH / EFE

La fiscalía turca ha tomado declaración a cinco empleados turcos del consulado de Arabia Saudí  en el marco de la investigación sobre la muerte del periodista Jamal Khashoggi.

Anteriormente, 20 empleados de la legación diplomática ya habían prestado declaración ante los fiscales.

Turquía pone a la prometida de Khashoggi bajo protección policial

Por otro lado, la oficina del gobernador de Estambul ha decidido hoy colocar escolta policial a Hatice Cingiz, prometida de Khashoggi que lo acompañó al consulado el dos de octubre, día de su desaparición, al que el peridista acudía a recoger documentación que le permitiera casarse.

Tras la versión inicial saudí de los hechos, en la que afirmaban que Khashoggi había abandonado el consulado, el reino wahabí ha admitido que el periodista perdió la vida en el consulado, según las autoridades, en una pelea. Los medios internacionales, sin embargo, apuntan a una brutal ejecución perpetrada por agentes cercanos al príncipe Mohammad Ibn Salman, basándose en pruebas que teóricamente están en manos de la policía turca.

El propio Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, ha expresado su desacuerdo con la versión de Arabia y preveé hacer públicos nuevos detalles de la investigación durante el día de mañana.

Fuente: 20Minutos