La búsqueda del mejor ‘selfie’ acaba en pelea en la Fontana di Trevi