El mandatario provincial ya había firmado convenios por obras similares para Tinogasta y Santa María.  

A través de un convenio celebrado entre el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) y el Ministerio de Agua, Energía y Medio Ambiente de Catamarca, la provincia recibirá financiamiento para ejecutar la construcción de Plantas Depuradoras de Efluentes Cloacales domiciliarios en los departamentos Belén y Ancasti (incluyendo las localidades de Anquincila y La Majada). 

La firma se rubricó entre el Gobernador Raúl Jalil y el administrador de ENOHSA, Enrique Tomás Cresto.   

Este acuerdo está dentro del Convenio Marco firmado entre el Ministerio de Obras Públicas de la Nación y el Gobierno de Catamarca en julio pasado, donde Nación suscribió una asistencia financiera de $810.000.000 para la concreción de varios proyectos hídricos en localidades del interior provincial.  

Mediante el instrumento firmado con ENOHSA, Catamarca recibirá la asistencia de $217.056.800 para iniciar la obra de cloacas en el departamento Belén. El documento establece que la obra tendrá un plazo de ejecución de 12 meses.  

Por otra parte, el organismo nacional destinará un monto de $99.553.910 para la mencionada obra en las localidades Ancasti, Anquincila y La Majada, con el mismo plazo para concreción de obra. 

Cabe recordar que, este mismo acuerdo ya se refrendó para iniciar obras similares en Santa María y Tinogasta.  

Las obras tienen como objetivo brindar soluciones de saneamiento y un mejoramiento de la red de desagües cloacales en los departamentos del interior.    

Los desembolsos de fondos se darán a partir del inicio de las obras, y luego se continuará asistiendo financieramente según el cumplimiento de las etapas proyectadas en cada construcción.