El gobernador de la provincia, Raúl Jalil, en diálogo con El Destape Radio, habló sobre la adhesión a las medidas anunciadas por la Nación y cuestionó a la oposición que se niega a acatarlas. 

Al respecto opinó que las voces de la oposición «cada vez son menos», «con menos fuerza» y manifestó que según su experiencia en Catamarca, compartió las decisiones con intendentes de todos los partidos políticos sin mayores inconvenientes.

De esta manera, justificó las decisiones del Gabinete nacional diciendo que se trata de «algo matemático, uno tiene que saber cuántos afectados tiene, cuántos activos tiene, cuánta gente va a terapia y cuánta a respiradores». En la misma línea agregó que de esa forma se conoce la capacidad de contagio. 

El mandatario explicó el sistema de semáforo con el cual la provincia establece las restricciones en el territorio e indicó que las medidas nacionales serán acatadas principalmente porque el personal de la Salud está cansado y porque la ocupación de camas se encuentra en estado crítico. 

«En el día de hoy ya no tenemos clases presenciales, excepto en las escuelas con períodos especiales que son las que están en la Puna catamarqueña», informó. 

Además, indicó que se ha avanzado gracias a la reunión que mantuvieron ayer los gobernadores del Norte Grande, donde trataron de establecer políticas en común a nivel regional. 

Ante la consulta sobre si le recomendaría a los gobernantes que se niegan a cumplir con las nuevas restricciones seguir el ejemplo de Catamarca, el Gobernador respondió que cada uno sabe la realidad que le toca, sabe su sistema de salud, la cantidad de recursos que tiene. En tanto, reconoció que «indudablemente» no pueden pensar en la provincias del norte argentino de manera individual y que por esa razón ven todo como una región. 

Finalmente destacó el operativo de vacunación que lleva adelante la Nación y agradeció los insumos que bajan a las provincias. E insistió en que es sumamente importante tener una mirada regional y federal.