Incendio en el lujoso hotel Mandarin Oriental, en el centro de Londres