Con el lema «Protegidos por el manto de la Virgen y de Fray Mamerto Esquiú», en adhesión a las fiestas marianas por los 130 años de la Coronación Pontificia de la imagen de Nuestra Madre del Valle, la Pastoral de la Niñez de Catamarca llevó adelante la propuesta de la renovación de los mantitos de la Virgen en cada hogar, esta vez incorporando un detalle de la presencia de Fray Mamerto Esquiú

.Los organizadores indicaron que «la iniciativa -difundida a través de los medios de comunicación y de las redes sociales- tuvo una amplia respuesta por parte de las familias catamarqueñas, quienes junto con los niños confeccionaron los mantos de acuerdo con los recursos disponibles».

«También se hicieron eco de esta actividad, familias de otros puntos del país, entre ellos hermanos de Buenos Aires, La Rioja, Jujuy, Santiago del Estero, Río Gallegos, Tucumán, Rosario, entre otros lugares», detallaron.

Los mantos fueron bendecidos, el sábado 17 de abril, desde el Santuario y Catedral Basílica, durante la celebración eucaristía de homenaje de la Pastoral de la Niñez a la Virgen del Valle, «en la que hemos puesto bajo su manto protector a cada niño de nuestra Argentina», señalaron.