El director global de Operaciones de Hyundai, José Muñoz, ha explicado este miércoles que la marca está planeando crear sus propios semiconductores para no depender tanto de terceros. La crisis de los chips mundial ha afectado a grandes marcas, sin embargo, el fabricante de automóviles pretende esquivar el golpe.

Hyundai suspendió temporalmente algunas fábricas debido a la escasez de chips provocada por la gran demanda de productos electrónicos del último año. No obstante, Muñoz ha aclarado que la peor etapa ha pasado y que sus “meses más difíciles” fueron en agosto y septiembre.

Según ha señalado el director global de operaciones de la empresa, Intel está invirtiendo mucho dinero para expandir su capacidad de producción de semiconductores. “La industria está reaccionando muy, muy rápido”, comenta.

No obstante, Muñoz destaca su interés en desarrollar sus propios chips en Hyundai para ser “un poco menos dependientes en una situación potencial como esta”. Para ello, el director global de operaciones confiesa que necesitarán “mucha inversión y tiempo” y que están trabajando en ello.

Gracias a esta medida, la compañía tiene previsto entregar los vehículos de su plan de negocios original a partir del cuarto trimestre. Además, Muñoz afirma que compensarán algunas pérdidas de producción en 2022.

Pese a la escasez de semiconductores, Hyundai ha seguido creciendo junto a otras grandes empresas como Toyota y Tesla. De hecho, la marca de automóviles decidió continuar con sus pedidos incluso durante la crisis.

Actualmente, Muñoz ha explicado que el propósito de la compañía es producir vehículos eléctricos en Estados Unidos para 2022. Asimismo, están planteándose mejorar su fábrica de Alabama con el objetivo de aumentar su capacidad de producción.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.