20MINUTOS.ES

David Bisbal

La última moda de las redes sociales es FaceApp y ni los famosos han podido resistirse a ponerse un filtro en la cara que les envejece. Aunque la app se lanzó en 2017, ahora se ha viralizado gracias al challenge en el que famosos y anónimos tiran de la realidad aumentada para ponerse años en las fotos. Los Jonas Brothers han publicado en Instagram cómo será su ‘yo del futuro’ con una imagen de los tres y un texto que dice “Cuando viajas al año 3000”.

Ver esta publicación en Instagram

When you take a trip to the Year 3000.

Una publicación compartida de Jonas Brothers (@jonasbrothers) el16 Jul, 2019 a las 2:38 PDT

El jugador de baloncesto LeBron James estaba contento porque con el paso de los años parece que recuperará pelo y patillas… con canas, claro.

David Bisbal ha sido otro que no ha tenido reparo en mostrar las arrugas que podría tener en el “verano de 2059”. Lo mismo que Luis Fonsi quien le pregunta a sus seguidores lo que opinan sobre el cambio.

Ver esta publicación en Instagram

Verano del 2059!!! #davidbisbal

Una publicación compartida de Davidbisbal (@davidbisbal) el16 Jul, 2019 a las 6:29 PDT

Ver esta publicación en Instagram

Había que probarlo 🤷🏻‍♂️ Como me veo? 👴🏼

Una publicación compartida de Luis Fonsi (@luisfonsi) el15 Jul, 2019 a las 5:26 PDT

La influencer Chiara Ferragni y su marido Fedez, o The Ferragnez como ellos se hacen llamar, han subido varias fotos de cómo serán cuando envejezcan. Ni su viaje a Tokio por los compromisos laborales de ella les han impedido juguetear con la aplicación.

Ver esta publicación en Instagram

Cool since 2009 #TheFerragnez

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el16 Jul, 2019 a las 6:36 PDT

En Twitter, los usuarios no paran de bromear sobre la aplicación (y las publicaciones interminables de amigos convertidos en ancianos), pero también se alerta sobre la letra pequeña del acuerdo que se acepta al instalar FaceApp en el móvil.

Se otorga permiso para usar nuestras fotos, nombre, nombre de usuario y la imagen para cualquier propósito. Además, la política de privacidad de la compañía que desarrolla la aplicación deja claro que va a recopilar y almacenar información del móvil del usuario. Asimismo, se dan datos de ubicación del dispositivo y archivos de registro.

El funcionamiento es el siguiente: cuando los usuarios suben una foto a la aplicación para cambiar su aspecto, esta va los servidores de FaceApp y es allí donde se ejecutan las herramientas de inteligencia artificial. Así que esa imagen queda en los servidores de la compañía.

La compañía rusa propietaria de la FaceApp especifica que el usuario otorga a FaceApp “una licencia perpetua, irrevocable, no exclusiva, sin royalties, en todo el mundo, totalmente pagada y con licencia transferible para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados, distribuir, realizar públicamente y mostrar el contenido del usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o imagen proporcionada en relación con su contenido del usuario en todos los formatos de medios y canales conocidos o desarrollados posteriormente, sin compensación para usted”.