Un matrimonio de ancianos ha sido expulsado del vuelo operado por la compañía KLM con ruta Ámsterdam-Madrid cuando el avión estaba a punto de despegar. El motivo fue que uno de los azafatos cogió el equipaje de mano del anciano para colocarlo en otro lugar, y el hombre al no entender porque se reubicaban sus pertenencias empezó a pedirle explicaciones al empleado.

El enfado se agravó al ver que el azafato no entendía lo que quería decir el pasajero y que no lograban entenderse. La tensión fue tal que los trabajadores del vuelo acabaron también discutiendo con la pareja, así que el jefe de cabina mandó expulsar al anciano y a su mujer.

Finalmente, la pareja pidió disculpas antes de bajarse del avión, y agradecía el apoyo recibido de los otros pasajeros, que se mostraron contrarios con la decisión tomada por la tripulación.

Fuente: 20Minutos