En la madrugada del sábado 27 al domingo 28 de octubre los ciudadanos de la UE dormirán una hora más, ya que retrasarán sus relojes 60 minutos, un cambio regulado en la legislación comunitaria que la Comisión Europea pretende eliminar para el año próximo.
Fuente: Telam (Flashes de noticias)