Una de las quejas más sonadas sobre las criptomonedas se debe a lo contaminante que puede llegar a ser su creación y sus transacciones. De hecho, Elon Musk eliminó la posibilidad de compra de sus vehículos eléctricos Tesla con Bitcoins en 2021 y lo justificó hablando del uso de combustibles fósiles, especialmente del carbón, en el sector. Ahora, la polémica sobre este problema medioambiental ha vuelto a reavivarse después de las palabras del economista financiero Alex de Vries, estudiante de doctorado en la Universidad Libre de Ámsterdam (Países Bajos).

El experto mencionado ha dado la primera estimación exhaustiva del consumo de agua de un Bitcoin en la revista ‘Cell Reports Sustainability’. Según afirma, la minería de monedas virtuales supone el malgasto de una cantidad muy grande de agua.

Las cifras de las que advierte de Vries podrían perjudicar al agua potable si se siguen produciendo criptomonedas y realizando transacciones sin restricciones. Esta situación es preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que, según un informe sobre la Gestión de la Sequía en 2023 del Gobierno de España, el 14,6% del territorio está en emergencia por escasez de agua y el 27,4% en alerta.  

Las criptomonedas: un problema para el medioambiente

«Muchas partes del mundo sufren sequías y el agua dulce es un recurso cada vez más escaso –recalca de Vries-. Si seguimos utilizando este valioso recurso para hacer cálculos inútiles, creo que la realidad es realmente dolorosa».

El gasto de agua que produce el sector de las criptomonedas se suma a otras investigaciones anteriores que ya habían alertado sobre la contaminación que producía. En estos estudios, que habían causado polémica en su día, se centraban sobre todo en el consumo de electricidad.

El profesional se ha basado en investigaciones anteriores para calcular cuánto se puede llegar a consumir de agua y ha llegado a la conclusión que la minería del Bitcoin supone un gasto de entre 8,6 y 35,1 gigalitros al año en Estados Unidos.

Según las estimaciones del experto, el consumo de agua de Bitcoin aumentará a 2.300 GL para finales de este año, que será 700 GL más de lo que estima que se gastó en 2021. Además, calcula que cada transacción en la cadena de bloques de esta criptomoneda usa unos 16.000 litros de agua de media, lo que supone unas 6,2 millones de veces más que el paso de una tarjeta de crédito.

¿Cómo se gasta el agua al minar Bitcoins?

Bitcoin, la moneda virtual más popular, es una de las grandes preocupaciones. Mineros de todo el mundo compiten para resolver ecuaciones matemáticas en Internet para obtener una parte del valor de este dinero digital. Cada segundo del día, se llegan a hacer unas 350 quintillones de conjeturas, lo cual supone un uso enorme de energía y de agua.

De Vries asegura que «la respuesta correcta surge cada 10 minutos y, el resto de los datos, quintillones de ellos, son cálculos que no sirven para nada más y, por lo tanto, se descartan inmediatamente». Este proceso, cuenta, da lugar a un gran malgasto de agua que se emplea para refrigerar los ordenadores de los centros de datos.

También se utiliza el agua para bajar la temperatura de las centrales eléctricas de gas y carbón encargadas de suministrar electricidad para que los ordenadores funcionen. En concreto, esta agua de refrigeración se evapora y, luego, no puede reutilizarse.

«El precio del Bitcoin ha aumentado recientemente y ha alcanzado su punto más alto del año, a pesar del reciente colapso de varias plataformas de criptodivisas -señala de Vries-. Esto tendrá graves consecuencias, porque cuanto mayor sea el precio, mayor será el impacto Medioambiental. Lo más doloroso de la minería de criptomonedas es que utiliza mucha potencia de cálculo y muchos recursos, pero estos recursos no se destinan a crear algún tipo de modelo, como la inteligencia artificial, que luego se pueda utilizar para otra cosa. Sólo se hacen cálculos inútiles».

En el artículo, el experto propone nuevos enfoques, como la modificación del software de minería para reducir la energía y el agua necesarias y la incorporación de fuentes de energía renovables que no requieran agua, como la eólica y la solar. No obstante, se pregunta si realmente es necesario gastar incluso este tipo de energía para el mundo cripto.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorConvenio para el desarrollo turístico de Pomán
Artículo siguienteEl Gobernador visitó la obra de remodelación de la Casa de Catamarca en CABA
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.