Envían por error a cientos de criminales información confidencial sobre sus casos