Lee Cimino es un viajero que decidió echarle imaginación y sortear la nueva política de Ryanair, la popular compañía de vuelos de bajo coste que desde el pasado 1 de noviembre cobra por el equipaje de mano.

Cimino no estaba dispuesto a pagar ese plus: “Me han llevado a todas partes y siempre llegan a tiempo, pero esto ya me parece demasiado. Han ido muy lejos”, afirmó. Así que llevó un viejo abrigo a un sastre y le pidió que creara bolsillos interiores y compartimentos ocultos.

En vez de usar una maleta Lee Cimino usó estos bolsillos para meter su ropa y efectos personales. Creó un vídeo en YouTube con el proceso y cómo accedió al avión con éxito.

“No cuesta tanto e invitaría a todo el mundo a que lo haga para ahorrarse tiempo y dinero. No tengo ninguna duda de que lo volveré a hacer en el futuro“, dijo”.

Fuente: 20Minutos