La Secretaría de Agua a través de un trabajo en conjunto con las diferentes áreas del Ministerio de Agua, Energía y Medio Ambiente de la provincia de Catamarca, finalizó con los trabajos de la obra del Puente Canal de 70 metros de longitud en la localidad de Miraflores en el departamento Capayán.

La obra, que fue oportunamente expuesta por profesionales y funcionarios de las áreas pertinentes en sucesivas reuniones con productores del sector, se llevó adelante con el fin de terminar con la histórica problemática a la que se enfrentaban los colonos en épocas de crecidas del río Miraflores.

Mediante el estudio integral de la problemática detectada y la posterior preparación de un proyecto de obra, se buscó materializar una solución técnica con la idea de reemplazar al sifón subterráneo que cruza el río Miraflores. Los caños que conformaban el sifón, se veían afectados severamente por la correntada de las crecidas de verano, siendo descubiertos y desplazados lo que hacía que los regantes vean  interrumpida la provisión de agua para el riego de sus parcelas.

Con la puesta en marcha de los trabajos del Puente Canal se buscó que la provisión del agua no sea subterránea sino aérea, de manera que ante la llegada de las crecidas, el agua pase por debajo del puente y no rompa la conducción del agua para el servicio de riego de los campos.

La capacidad de conducción de la obra finalizada, es superior a los 800 litros por segundo, a diferencia del viejo sifón con el que se podía conducir no más 600 litros. De esta manera, el Puente Canal permitirá la provisión de agua de riego para un mayor número de hectáreas que las 720 que actualmente se hallan en producción al igual que Colonia del Valle la cual cuenta con un total de 1200 hectáreas de superficie cultivable.

El Puente Canal está a 15 metros aguas arriba del viejo sifón y está dotado de una estructura principal que se forma por vigas y columnas prefabricadas, las cuales se apoyan en dos fundaciones intermedias a 4 metros de profundidad con pilas extremas de hormigón armado coladas in situ.

En lo que respecta a la sección rectangular del canal, se conformó uniendo las vigas prefabricadas mediante una losa de fondo.  También formaron parte de las tareas, un canal de derivación de sección trapecial y su transición a rectangular, tanto al ingreso del puente como a la salida.

Paralelamente se construyeron protecciones de pilas con muros de gaviones. Las defensas se realizaron en ambos estribos tanto norte como sur al igual que las colchonetas. A la fecha, solo resta el despeje del cauce del río aguas arriba del cruce, para finalizar con esta obra tan esperada por la comunidad de productores de la zona.

De esta manera se cumplimenta con un compromiso asumido por la actual gestión de Gobierno, tendiente a garantizar la óptima provisión de agua para riego en los diversos centros productivos agro-ganaderos de la Provincia.

3 días para el montaje de vigas y soportes

Las vigas y los apoyos para el montaje de la estructura del Puente Canal se fabricaron de manera específica para esta obra en la provincia de Córdoba. El material de las mismas es de hormigón armado pretensado al igual que los apoyos. Las estructuras fueron montadas por medio de una grúa que la misma empresa que las confeccionó trajo a nuestra provincia en plena situación de pandemia para llevar adelante el montaje sobre las bases y el nudo que ya aguardaban la llegada de las columnas para su empalme.

Posteriormente se montaron los apoyos para las vigas en tres tramos. Los mismos de 15, 25 y 30 metros que cumplen la función de suelo del Puente Canal también fueron montados a grúa  para luego colocarle una pre-losa de hormigón y a posteriori se hormigonó totalmente para darle resistencia y un funcionamiento monolítico a todo el fondo del canal.