El líder del Estado Islámico no está muerto: reaparece y llama a “seguir con la lucha”