Se trata del sacerdote acusado de abusar sexualmente de una menor de edad en el departamento Belén.

a fecha del inicio del juicio está prevista para el próximo 14 de abril y se realizará de forma virtual. El cura fue imputado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de un culto religioso”, tras ser denunciado por la madre de una adolescente de 16 años en 2015.

La progenitora descubrió, cuando la adolescente se encontraba internada por una fuerte crisis nerviosa, que habría sido manipulada por el sujeto, en ese momento de 29 años, para que entable con él una relación de índole sexual.

Presuntamente, el religioso responsabilizaba de la relación a la joven y no le permitía hablar con nadie ni confesarse para no ser descubierto, lo que le generó graves secuelas a la jovencita, quien permanentemente sufría de angustia y nerviosismo, llegando a atentar contra su propia vida.

Gutiérrez dirigía un movimiento juvenil cristiano al cual la joven pertenecía, pero luego de hacerse pública la denuncia, ella junto a su madre debieron alejarse de la ciudad belicha, ya que sufrieron amenazas, discriminación y bullying. Tras 5 años de lo sucedido, la familia sigue pidiendo justicia.

Fuente: Belén Info