El italiano que lleva la imagen de su mujer a ver el mar se ha hecho viral