El ‘hombre árbol’ de Bangladesh abandona toda esperanza de cura