Los años 80 son esenciales en ‘Stranger Things’, algo que permite a los hermanos Duffer incluir multitud de referencias y homenajes a las producciones de la época. Sin embargo, la serie de Netflix no está exenta de fallos y en su tercera temporada hay un error científico en un detalle clave para la resolución de la historia -cuidado con los spoilers a partir de aquí-.

Los que ya hayáis visto ‘Stranger Things 3’ recordaréis la escena en la que Dustin consigue contactar con Suzie, su novia del campamento científico. Es un momento marcado por el homenaje a ‘La historia interminable’, pero el objetivo de todo ello es conseguir la constante de Planck para que Hopper pueda abrir la caja fuerte.

El número que Suzie da a Dustin es 6.62607004 es incorrecto. En 1985 los valores aceptados para la constante de Planck eran 6.626176, cifra que se actualizó en 2014 a la utilizada por los hermanos Duffer en la serie. Además, la constante de Planck ha vuelto a ser alterada en 2018 y por ahora ha quedado fijada en 6.62607015. Muy constante no es.

'Stranger Things': estas son las películas que tienes que ver si la temporada 3 te ha dejado con ganas de más

Dado que el número resulta esencial para que puedan acabar con la amenaza a la que tienen que hacer frente, la constante de Planck es sin duda el anacronismo más destacado de ‘Stranger Things 3’, pero ojo porque a los hermanos Duffer se les ha colado alguno más:

Los otros errores de ‘Stranger Things 3’

Magnus

Magnus

Hay otros tres detalles que no cuadran con el hecho de que la serie transcurra en 1985. En el primer episodio vemos cómo los juguetes “cobran vida” para aterrorizar a Dustin y entre ellos se encuentra un muñeco del transformer Ultra Magnus, personaje que no hizo su primera aparición hasta 1986.

‘Stranger Things’: un misterioso contestador automático puede contener una pista enorme sobre la temporada 4

Además, en el quinto episodio vemos cómo Mike da unos M&Ms a Once como paso previo a su reconciliación, pero entre ellos hay uno rojo. Los M&Ms de ese color no estuvieron a la venta entre 1976 y 1987 por una polémica que hubo con el uso de colorantes rojos. Por último, en el sexo capítulo vemos una caja de cereales Lucky Charms que incluían nubes de color arco iris, las cuales no se lanzaron a la venta hasta 1992.

Temas