EFE

  • Es la mayor sanción impuesta a una compañía estadounidense por este motivo, según la Comisión de Comercio.
  • Las autoridades le obligan a revisar sus políticas de privacidad “de cualquier producto, servicio o práctica”.
  • El desencadenante de la investigación fue la información desvelada en marzo de 2018 sobre Cambridge Analytica.

Zuckerberg

El Gobierno estadounidense ha confirmado la multa de 5.000 millones de dólares (4.500 millones de euros) que la Comisión Federal de Comercio (FTC, acrónimo en inglés) impuso el pasado día 12 al gigante tecnológico Facebook por irregularidades en el sistema de privacidad de la compañía, según fuentes oficiales.

La sanción de 5.000 millones a Facebook, avanzada entonces por medios locales, es la mayor impuesta a una compañía “por violar la privacidad de los consumidores. Es 200 veces mayor que cualquier compañía en EEUU y 20 veces más que cualquier multa por privacidad impuesta a nivel mundial”, anunció la FTC en un comunicado.

La FTC informó también de que WhatsApp, Instagram y Messenger, compañías que forman parte del conglomerado de Facebook, también deben atenerse a los términos del acuerdo con las autoridades estadounidenses.

“Facebook deberá llevar a cabo una revisión de sus políticas de privacidad de cualquier producto, servicio o práctica, nuevo o modificado, antes de ser implementado y documentar todas sus decisiones relacionadas con políticas de privacidad”, detalló FTC.

El desencadenante de la investigación fue la información desvelada en marzo de 2018 según la cual la consultora británica Cambridge Analytica utilizó una aplicación para recopilar datos de 87 millones de usuarios de la plataforma sin su consentimiento y con fines políticos.

La empresa se sirvió de datos de Facebook para elaborar perfiles psicológicos de votantes que supuestamente vendieron a la campaña electoral del ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante los comicios de 2016, entre otros.

Ya esperaban la sanción

Tras las pesquisas pertinentes, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, en sus siglas en inglés) halló que la empresa que dirige Mark Zuckerberg no informó debidamente a sus inversores de que desarrolladores y otras personas ajenas a la compañía habían obtenido datos de los usuarios sin su permiso, lo que supone una violación de las propias políticas de Facebook. 

Compartir datos con terceros sin notificar a los internautas constituye, según habría determinado la FTC, una violación del acuerdo sobre privacidad que la red social alcanzó en 2011 con la agencia gubernamental. La propia empresa ya había adelantado que esperaba una sanción económica cuando presentó sus resultados trimestrales en abril pasado.