Tal como trascendió en los medios ayer a la mañana en una fiesta clandestina en la Capital terminó con un enfrentamiento entre un efectivo de Gendarmería nacional y oficiales de la Policía de la provincia. El hecho ocurrió el domingo en un domicilio de avenida Virgen del Valle al 500.

Cerca de las 8:30, ante la denuncia de los vecinos y por los huéspedes y encargado de un hotel de la zona, efectivos de la Comisaría Quinta acudieron al lugar para persuadir a los presentes y finalizar con el evento, pero, en ese momento, se encontraron con un hombre de apellido Agüero (31), efectivo de Gendarmería, quien agredió físicamente a un oficial subinspector, un cabo primero y un agente de policía, resultando éstos con lesiones en distintas partes del cuerpo.

 “La propietaria dijo a los policías que la reunión había sido organizada por uno de sus inquilinos, un oficial de Gendarmería nacional”.

Desde la fuerza provincial informaron que durante el procedimiento los demás participantes también propinaron golpes a los efectivos, por lo cual solicitaron la colaboración de sus pares de la seccional Cuarta, “para poder reducirlos ya que en todo momento se mostraron alterados, siendo necesario el uso de la fuerza pública para hacer cesar la agresión”.

El gendarme Agüero quien se encuentra alojado en la seccional a disposición de la Fiscalía de Instrucción en feria en el día de hoy será trasladado para ser indagado por lesiones por distintas denuncias penales efectuadas por efectivos en n el Precinto Judicial N° 5.