El fugitivo más buscado de Francia abandona un coche con explosivos