20MINUTOS.ES

  • En el nuevo Instagram la influencia será más una cuestión de calidad que de cantidad.
  • El poder de los ‘influencers’ de la moda ha caído un 44% de febrero a junio.

Influencers

De momento es un experimento, pero Instagram está viendo qué ocurre en el comportamiento de los usuarios si oculta los ‘me gusta’ en las fotos y la cantidad de reproducciones de los vídeos. La red social quiere ver qué efecto tiene el hecho de que solo el autor sepa cuántos likes tiene su publicación.

Instagram, cuyo experimento tiene lugar en Australia, Brasil, Canadá, Irlanda, Italia, Japón y Nueva Zelanda, asegura que pretende así que los usuarios se centren en los contenidos y no en las cantidades. Teóricamente, les anima su preocupación por la salud mental de los jóvenes, cuya autoestima depende en muchos casos del número de likes.

Pero un Instagram sin likes, lo busquen o no sus responsables, tiene otras muchas consecuencias. Por ejemplo, podrá hacer que se desinfle el fenómeno influencer. Más bien todo apunta a su transformación.

En el nuevo Instagram la influencia será más una cuestión de calidad que de cantidad. Y cuando decimos influencia hablamos de marcas, de consumo… Hablamos de dinero. Es lo que la consultora JA Culture llama nano-influencers.

Como le han explicado a Metro.co.uk, en la promoción de una marca “puedes ser más efectivo como nano-influencer que como una celebridad mega-influencer“. Después de todo “un nano-influencer tiene más de 100 seguidores en las redes sociales”, pero, esa es la diferencia, altamente comprometidos.

Las redes sociales que hemos conocido están muriendo

Puede que lo que está planeando Instagram sea en realidad un síntoma de algo mayor. “Las redes sociales tal y como las hemos conocido están muriendo”, según Renae Smith, directora de The Atticism, una agencia británica de relaciones públicas y expertos en redes sociales.

El fin de los likes en Instagram sería así una parte de un cambio mucho mayor en el papel y el comportamiento de las redes sociales. Y todo, por supuesto, es por temor a perder influencia, o sea, negocio. “Las estadísticas muestran que en las generaciones más jóvenes muchos están dejando atrás estas redes sociales”, explica Smith.

De manera que, dicen a Metro los expertos de The Atticism, “los consumidores se están cansando”. Consideran que “el futuro de las redes sociales está en una transformación que pasa por su contenido, ofreciendo conexiones más auténticas entre una marca y su público”.

Esta agencia tiene números para explicar sus argumentos. Según el informe de Trust Insights sobre las marcas en Instagram, la capacidad de los influencers de la moda ha caído un 44% sólo entre febrero y junio de este mismo año. Los influencers cada vez “influyen” menos. De hecho, esta agencia no trabaja con influencers desde hace año y medio.

Taylor Lorenz, un escritor y analista de las redes sociales, cree que eliminar los likes no va a cambiar la esencia de Instagram. Según él, los “me gusta” ya estaban dejando de ser importanes. No así las historias.

En su opinión, “los likes se han vuelto mucho menos importantes. Los comentarios en las historias se han convertido en un método de participación más importante“. Cree Lorenz que Instagram quiere “que publiquemos la mayor cantidad de contenido posible sin preocuparnos por las mediciones”.