Mediante el decreto nº 1909  del 19 de octubre, el exdirector del Servicio Penitenciario provincial Daniel Romero fue designado con el cargo de supervisor en el Ministerio de Seguridad con un índice 1,40.

La designación de Romero se produce seis días después que presentara la renuncia al cargo que ocupó durante seis años. El funcionario había asumido en la dirección de la cárcel en septiembre de 2014. En las últimas semanas de su gestión, Romero debió enfrentar la proliferación de infectados de COVID-19 en el Penal la cual fue muy polémica su forma de actuar.

Romero renunció al puesto por razones estrictamente personales. En esa oportunidad, el ministro de Seguridad, Gustavo Aguirre, le agradeció por los servicios prestados a la institución y por el compromiso asumido en todos estos años.