La reunión que mantuvieron el cónsul español en Roma y Juana Rivas influyó en que acabara entregando a sus hijos a su exmarido, según explica a 20minutos Enrique Zambrano, el abogado español de Francisco Arcuri. Según el letrado, el diplomático le asesoró que entregara a los dos niños para seguir la legislación italiana.

Zambrano, abogado español de Arcuri, desconoce la opinión de su defendido tras la entrega de sus hijos, pero considera a este medio que no cree que vaya a quitar la denuncia “porque “no hay motivo”. Además, asegura que si el exmarido le pide su opinión “le recomendará” que no la quite.”Rivas no ha tenido ningún cambio de criterio, le han obligado a devolver a sus hijos“, aseguró.

Juana Rivas no entregó a sus hijos de 12 y 4 años el domingo cuando le tocaba porque descubrió un hematoma en la espalda del pequeño. Por ello pidió medidas judiciales urgentes para su protección. Arcuri aseguró el martes que fue un “accidente doméstico” y la denunció por no entregarle a sus hijos. Desde la defensa de Arcuri aseguran que el exmarido recibió dos mensajes de ella que aseguraba que le devolvería a sus hijos.

Este jueves, en un comunicado de la defensa de la madre granadina remitido a Europa Press, se señala que tras los “últimos episodios” ocurridos, el tribunal civil que lleva el tema de la custodia ha fechado la escucha del hijo mayor, de doce años, para el 13 de noviembre, pero mantienen que esto no es acorde con las “exigencias de protección y de inmediatez” que “los hechos denunciados requieren”.

Este miércoles, después de la reunión con el cónsul, Rivas recibió una notificación de la Policía de Cagliari (Italia) para que Juana se personara con sus hijos en sus dependencias, lo que hizo al instante, y allí se informó de la denuncia interpuesta por Arcuri. Al día posterior acabaría entregando a sus hijos.

 

Fuente: 20Minutos