Vecinos se manifestaron en Avenida Hipólito Irigoyen y Gobernador Ferrari en reclamo de atención para el comedor «Teresa Vive». 

«Tuvimos que poner un merendero en el barrio porque las familias con padres desempleados no tenían asistencia», sostuvo una de las personas movilizadas.

En este sentido, solicitaron ayuda del municipio para los merenderos del barrio Virgen Niña y aseguraron que desde las 8.30, hora en la que comenzó el corte, no se acercó ninguna autoridad con la intención atender el reclamo.

Alejandra Figueroa, una de las encargadas del merendero dijo que pidieron asistencia al Municipio y les respondieron que «no hay plata». 

«Prometieron un kit que les dan a los comedores que la verdad es una vergüenza: dan un fardo de yerba, un bardo de azúcar y seis cajitas de leche», explicó Figueroa y señaló que deben seleccionar a los niños que se encuentran en situaciones extremas porque ya no pueden aceptar a todos porque no cuentan con los recursos necesarios. 

Fuente. La Union