El barco con 224 migrantes a bordo espera en el Mediterráneo mientras Italia y Malta rechazan acogerlo