Dulceida, al igual que Javier Ambrossi, podría haber borrado su Twitter por la polémica sobre su marca de ropa