CESAR SAYOC

Fotografía policial de Cesar Altieri Sayoc, tomada en 2015. OFICINA DEL SHERIFF DE BROWARD / EFE

El FBI ha detenido a un hombre relacionado con el envío de paquetes sospechosos en Estados Unidos. Según informa la cadena NBC, el detenido se llama Cesar Sayoc Jr., tiene 56 años, reside en el estado de Florida y cuenta con un historial criminal. Según la cadena de televisión, en el proceso de identificación se utilizaron muestras de ADN.

Las autoridades se han incautado, además, de una furgoneta blanca, llena de fotos del presidente estadounidense, Donald Trump, y con imágenes amenazantes contra personalidades como la exsecretaria de Estado Hillary Clinton o el cineasta Michael Moor.

El perfil del detenido

Según las cuentas en las redes sociales del detenido, se dedicaba a la industria del entretenimiento. De acuerdo con esas fuentes, su abuelo era de origen filipino y fue cirujano en Estados Unidos, donde se dedicaba a operar los rasgos faciales de personas asiáticas para hacerles parecer más occidentales.

Sayoc se inscribió para votar por primera vez en Florida el 4 de marzo de 2016 y no hay registro previo a esa fecha, según el diario The Wall Street Journal, que cita fuentes oficiales. El sospechoso se registró como republicano y votó en las primarias presidenciales de ese año y en las elecciones generales, además de sufragar primarias en Florida en 2018.

Los registros judiciales a disposición del público muestran que Sayoc ya había sido arrestado en Miami en 2002 por una amenaza de bomba, por lo que fue condenado a un año de libertad condicional.

En 2012, se declaró en bancarrota, alegando que poseía un total de 4.175 dólares en activos personales y 21.109 dólares en pasivos mientras trabajaba como gerente de una tienda y vivía con su madre con un sueldo de 1.083 dólares al mes.

Los dos últimos paquetes sospechosos

El evento ha tenido lugar momentos después de que se interceptasen dos nuevos paquetes enviados al senador Cory Booker y a James Clapper, ex director de Inteligencia Nacional durante el Gobierno de Barack Obama, lo que ha elevado a doce los envíos sospechosos realizados en los últimos días a destacados demócratas.

El FBI ha confirmado en Twitter que ha localizado un paquete “de apariencia similar a los anteriores” enviado a Booker. Aunque hay confusión sobre dónde ha sido interceptado, estaba dirigido a su despacho en Nueva Jersey, por donde es senador.

Poco después, la prensa local ha informado de que en una oficina postal de Manhattan se ha encontrado otro paquete sospechoso dirigido a Clapper y a CNN. Las instalaciones han sido evacuadas como medida preventiva. “Por favor, evitad la zona y esperad presencia policial y mucho tráfico”, ha dicho la Policía en Twitter.

Clapper no ha dudado en afirmar que se trata de “terrorismo doméstico” y, en concreto, ha indicado que todos los críticos con el presidente, Donald Trump, “deben estar alerta”. No obstante, se ha mostrado seguro de que estas acciones “no silenciarán a los críticos de la Administración”.

El presidente, por su parte, ha reconocido que estos envíos son un “acto de violencia política” pero ha señalado a los medios de comunicación como responsables. “Es divertido cómo la CNN, con baja audiencia, y otros pueden criticarme cuando quieran, incluso acusarme del actual aluvión de bombas y compararlo ridículamente con el 11-S y el ataque con bomba en la Ciudad de Oklahoma, pero cuando yo les critico a ellos se ponen furiosos y gritan: ‘¡Eso no es presidencial!'”, ha escrito en Twitter.

Recapitulación de los envíos

En días anteriores, se han interceptado paquetes con material explosivo dirigidos a Obama, el matrimonio formado por el ex presidente Bill Clinton y la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, el ex vicepresidente Joe Biden, el ex director de la CIA John Brennan, varios congresistas y el actor Robert de Niro.

El dirigido a Brennan llegó a la sede de CNN en Nueva York porque el ex director de la CIA era un invitado asiduo de la televisión estadounidense. La Policía desalojó todo el edificio de Time Warner, que alberga el cuartel general de CNN, que permaneció así varias horas.

La ola de envíos comenzó con el que llegó el pasado lunes a la casa del multimillonario George Soros, que fue el único paquete que alcanzó su destino. Todos los demás fueron interceptados antes de que llegaran a manos de sus destinatarios.

Fuente: 20Minutos