Zapatos sujetos con cinta

Una de las imágenes de la bebé de 17 meses con los zapatos sujetos con cinta. JESSICA HAYES / FACEBOOK

Tener que estar calzando constantemente a un niño pequeño que ha aprendido a quitarse los zapatos y está empeñado en hacerlo, o que se descalza porque nota que le molestan pero aún no es capaz de expresarlo, puede ser complicado de gestionar si se tiene más niños que cuidar, pero eso no justifica lo que han hecho en una escuela infantil de Carolina del Norte.

La hija de Jessica Hayes, de apenas 17 meses, regresó a casa con los zapatos sujetos al pie con cinta aislante. Cuando Hayes se los quitó, esa sujección improvisada le había provocado marcas y moratones en los tobillos. Indignada lo subió a sus redes sociales a modo de denuncia.  Muchos han compartido su indignación y su publicación, que ha alcanzado a medios de comunicación como Newsweek.

Con una velocidad sorprendente, la publicación ha acabado motivando que en dicha escuela infantil, dependiente de la Iglesia Baptista, despidan de modo inmediato a los dos cuidadores. Su directora, Maehsell Marley, aseguró en una nota que “Pleasant Hill Day Care de ninguna manera aprueba ni permite ninguna práctica que pueda ser dañina para un niño”.

La respuesta del centro ha satisfecho a la madre de la niña protagonista el incidente, hasta tal punto que ha acudido de nuevo a la escuela infantil el día siguiente. No obstante, Hayes ha aprovechado para recordar a otras madres que estén atentas y que no se queden en silencio si encuentran cualquier tipo de comportamiento o actitud inadecuada en aquellos que cuidan de los niños.

Fuente: 20Minutos