El alcalde de Nápoles, Luigi de Magistris, denunció que la nave estadounidense, que participó del ataque a Siria, navegaba en aguas de su municipio, pese a las prohibiciones existentes, y pidió que “no suceda más”.
Fuente: Telam (Flashes de noticias)